Historia

En septiembre de 1985, el Dr. Federico Puga Concha, pediatra del Dr. Hospital Luis Calvo Mackenna y profesor de la Universidad de Chile, viendo que su querido hospital no recibía del Estado los recursos que se necesitaban, decidió crear una entidad con un grupo de doce de sus amigos de distintas áreas profesionales. El objetivo fue reunir recursos para adquirir el equipamiento indispensable para los tratamientos, facilitar el perfeccionamiento de los médicos y enfermeras del Hospital, remodelar parte de su infraestructura muy antigua y hacerlo un lugar más amigable para los niños. Así nació la Corporación de Amigos del Hospital Luis Calvo Mackenna.

Inicialmente, la ayuda provino de familiares y amigos del grupo fundador. Luego, AMICAM realizó un gran número de eventos, tales como bingos, estrenos, conciertos, cenas de gala, remates, etc. Al poco andar, la Corporación pudo dotar al Hospital de un pensionado que permitiría recaudar fondos de aquellos pacientes cuyas familias podían contribuir, lo que se tradujo en un ingreso permanente de recursos que han sido administrados por la Fundación Doctor Aníbal Ariztía Matte, creada originalmente para ese propósito. Paralelamente, se entregó una gran cantidad de equipos médicos de diagnóstico y tratamiento

Con el pasar del tiempo, se descubrieron más y más carencias en el Hospital. Por ejemplo, los becados no tenían un lugar en el que cambiarse de ropa, dónde comer ni dónde dormir. AMICAM hizo las remodelaciones necesarias para brindarles baños, una cocinilla, un comedor y dormitorios confortables.

Entre las variadas actividades que AMICAM realizó, hay que destacar la primera venta nocturna de Chile realizada en el Parque Arauco, en la que participaron todas sus tiendas y se presentó un animado show de numerosas celebridades y artistas nacionales, quienes compartieron los ideales de la Corporación hasta las 4 de la madrugada.

En los años noventa, AMICAM fue dotando al Hospital de otras construcciones como el Policlínico de Psicología y Psiquiatría, la Clínica de Ojos, el  Edificio de Medicina Física, el Pensionado de Cirugía, el Consultorio de Especialidades y los nuevos archivos subterráneos.

AMICAM suscribió un convenio de colaboración con Entel Chile para sus servicios del multicarrier y recibió apoyo de empresas como Ariztía, Metro de Santiago, Parque Arauco, Sheraton San Cristóbal, por nombrar las más destacadas. Todo lo anterior permitió reunir los fondos necesarios para reemplazar los cuatro modestos y antiguos pabellones quirúrgicos por un nuevo edificio, con nueve pabellones amplios, modernos, bien iluminados y climatizados, a lo que se sumó la construcción del Servicio de Esterilización.
En este proyecto participó el Estado, equipando los nuevos pabellones con tecnología de punta. Esta iniciativa puso fin a las dolorosas listas de espera para las intervenciones quirúrgicas.

Poco después se construyó un nuevo edificio para albergar al Policlínico de Cardiología que el Doctor Federico Puga Concha vio erguirse antes de su muerte. Hoy ese edificio lleva su nombre.

Las múltiples remodelaciones suman más de 4.500 metros cuadrados en tanto las construcciones superan los 7.300 metros cuadrados. A la fecha, las construcciones que AMICAM ha hecho en el Hospital representan casi el 42% de toda la superficie construida.

En el año 2000, AMICAM creó un Centro de Llamados (Call Center) con el propósito de ampliar el grupo de colaboradores que eran mayoritariamente empresas. Para esta labor se contactó a una empresa en Brasil especializada en la captación de donaciones, la que envió a Chile a dos de sus ejecutivos para dar comienzo a la operación. Los primeros años, este Call Center funcionó en un departamento habitacional arrendado al Doctor Puga.

Con el tiempo, AMICAM pudo adquirir la franquicia de la empresa brasilera, contrató directamente a los ejecutivos que vinieron a Chile, compró un inmueble en calle Mardoqueo Fernández, Providencia, y habilitó el lugar para destinarlo específica y exclusivamente a Call Center, con 35 estaciones de trabajo que opera en dos turnos diarios. Se estima que los colaboradores estables de AMICAM ya superan los 15.000

Por otra parte, siguiendo la inspiración del Doctor Federico Puga, quien pensaba que “los adolescentes no pueden ir a los hospitales de niños ni los saben tratar en los de adultos”, AMICAM adquirió un terreno en Lo Barnechea donde construyó un edificio de 900 metros cuadrados y de tres plantas para albergar un Centro de Atención para Adolescentes. Durante los primeros siete años de operación, AMICAM solventó sus costos hasta que la Corporación Serjoven pudo sustentarlo con sus propios recursos. Esa Corporación, que ha dirigido la Doctora Verónica Gaete Pinto, realiza más de 6.000 atenciones anuales.

La recaudación del Call Center y el sustancial apoyo del empresario Guillermo Luksic Craig, a través de la Fundación Ena Craig de Lucksic, permitieron que AMICAM construyera un nuevo edificio de 2.900 metros cuadrados, en cuatro niveles, en el cual se establecieron Servicios Generales, el hospital de día o ambulatorio, la UCI y la UTI con 24 camas, y el Centro de Trasplante de Medula Ósea en el nivel superior, con 10 salas de trasplante.

La ejecución de este proyecto ha significado que el Hospital sea hoy el tercer centro de trasplante de médula ósea de América Latina. Ahí se realizan más de 100 trasplantes cada año, con un nivel de sobrevida superior al 70%, dado que es el más eficaz tratamiento para la leucemia en niños.

Es ampliamente reconocido el hecho que en estos 33 años de existencia, AMICAM ha contribuido en gran medida a que el Hospital Luis Calvo Mackenna sea en la actualidad un centro más amigable, un referente de la salud pública nacional y el que enfrenta las atenciones más complejas de los niños de nuestro país.

Decreto Amicam

Estatutos Amicam