Testimonio María Eugenia Hillmer Emparanza

Como personas de esta sociedad, todos deberíamos colaborar, aportando algún tipo de ayuda y pienso que Amicam es una bonita forma de hacerlo.

Antigua colaboradora de AMICAM

Llegué a AMICAM hace muchos años atrás, cuando aún era alumna-interna y me tocó hacer el internado de pediatría en el Hospital Calvo Mackenna. Estuve en el servicio de oncología, en donde conocí casos de niños y sus familias en su lucha contra el cáncer, por lo que quise aportar mi granito de arena para ayudarlos. Con el paso de los años, siento que no puedo dejar de lado el compromiso que tomé, ya que, aunque mi aporte no sea tan grande, sirve para ayudar a los niños enfermos y sus familias a afrontar momentos difíciles.

Como personas de esta sociedad, todos deberíamos colaborar, aportando algún tipo de ayuda y pienso que Amicam es una bonita forma de hacerlo.

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos